10 de mayo de 2008

Revolución de Haiti

La independencia de Haití.

“La revolución olvidada.”

Introducción.












Por medio de esta presentación no pretendo detallar suceso tras suceso los acontecimiento que bordearon la independencia de Haití[1], cierto es que para que podamos hablar de independencia debemos mirar los acontecimientos que la hicieron necesarias y tan prontamente dicho sea de paso a comparación los países americanos a excepción de Estados Unidos.

Pretendo bosquejar la respuesta a una pregunta que me motivo investigar un poco más adentro la independencia de Haití y es saber cual fue la razón que les hizo estar en revolución independiente y también por que si fue tan importante la hazaña lograda por este sector mitad colonia española y mitad francesa, ¿que le ha hecho entrar en el olvido de los currículos americanos?

Haití al momento de ser colonizada primeramente por España (La Española) y posteriormente por Francia (Saint Domingue) los habitantes que se eran oriundos de la isla no eran negros, la cultura autóctona por decirlo fue rápidamente sometida y asesinada tras su resistencia, el resto fue sometido a la servidumbre; mano de obra debía existir sobretodo si era de conocimiento para muchos que seria de ahí en adelante centro de plantación de café y azúcar, a lo cual Francia le sacaría gran partido económico tanto así que en el siglo XVIII seria la colonia que más rentabilidad le aportaría a esta, obviamente con la más miserable de las inversiones y en ningún sentido buscando un poco de mejorías hacia la zona de explotación.

El negocio fue redondo para los criollos inversionistas cercanos a la monarquía, prontamente se darían cuenta que el negocio de la mano de obra seria totalmente rentable, el trafico de esclavos por entonces no era castigado por los cánones morales de la sociedad, es más, este “hombre blanco” se sentía con el derecho de robarlos en África y traficarlos quien hace de un perfume una fuente de comercio, no vemos en este tiempo escrúpulos en el trato hacia los esclavos, tratados en las faenas laborales en condiciones infrahumanas de manera continua con castigos y falta de reconocimiento de sus trabajos, sin siquiera pensar en un salario, solo le bastaba con la alimentación y la opción a reproducción, con un bajísima esperanza de vida, pese a ello llegaron a ser muchísimos en comparación a los blancos y mulatos.

En tal situación los esclavos no eran nada, y seguramente si se les daba la oportunidad ellos tomarían una determinación en cuanto a sus vidas, primero habían sido robados de sus tierras y luego maltratados en aquella isla. Los criollos por entonces (década del 90´ siglo XVIII) se encontraban divididos en sus intereses, la segregación social y la tensión era altamente peligrosa, tener por tanto tiempo a una población con la cabeza hacia abajo no es siempre posible.

Todo comenzó con las protestas manifestadas por mulatos y la imposibilidad de tener algunas cuotas del poder reclamadas por ellos mismos, aunque no fue para nada su intención abolir la esclavitud, vieron que con los negros se podía hacer mucho tras sus intereses; se organizaron y fueron tras su objetivo, de parte de los esclavos existía gran motivación para su libertad en todo sentido, solo hacia falta saber como ir por ella, habían precedentes que motivaban sus intenciones, una era la independencia de Estados Unidos, la revolución francesa y los bosquejos de humanidad presentados por la ilustración. La legitimidad del movimiento revolucionario era indiscutida por ellos, en 1891 más de medio millón de esclavos comenzó su sublevación, liderados por el ex esclavo Toussaint Louverture. Primero desde las haciendas hiendo directamente hacia los terratenientes, visto por ellos como las imágenes directas de todos los abusos sufridos por ellos.

Hablamos de revolución a independencia, porque fue algo drástico que si tuvo resistencia de parte de la corona francesa, pero como es el dicho, “las organizaciones mueren por dentro” y el campo estaba listo, quizás no intelectualmente, pero nunca en América se dio tal caso. Los hombres de color exigían algo que hoy vemos como lógico, es ser libres, elegir que tipo de futuro esperaban para sus hijos y para ellos mismos, auque no todos se subieron a la revolución por la invitación intelectual, más bien estaban sufriendo grandes agravios.

La parte española de Haití fue rápidamente desalojada, de hecho al saber noticias de lo que pasaba al otro lado de la isla muchos comenzaron a “arrancar” de la española, bajo ningún caso esto sirvió o pudo verse como algo positivo, ya que, durante ese tiempo España venia con los gastos excesivos de muchas guerras, sobretodo las enfrentadas con Inglaterra, claro es que España no había explotado como Francia.

Francia quiso recuperar esa tierra revuelta que le daba tantos ingresos, Napoleón se mostró dispuesto a arrancar de raíz esta revolución[2], obviamente por medio de la violencia al igual se había iniciado el proceso en Saint Domingue, no podían entender que algunos se defendieran con las mismas ideas de la revolución francesa que ese momento les pisaba la cola, por supuesto que no era facial entender la “igualdad, libertad y fraternidad” bajo un sistema esclavista, donde se objetivizara al ser humano. El hecho puntual fue que Napoleón no envió tropas tras Haití, por tener concentradas sus fuerzas en la expansión en Europa.

Las guerras serian continuas y aprovecharían de los elementos que han exportado por tradición para intercambiarlos por las armas, es el caso de estados unidos, ya en 1803 Jean Jacques Desalines y sus tropas vencen definitivamente a la tropas francesas en la Batalla de Vertierres y en 1804 proclama la independencia de Haití autonombrándose emperador de Haití, emergiendo como el primer estado independiente de América latina y la primera republica negra en el mundo, cuestión no menor si nos centramos en el contexto histórico, la gran dificultad que fue lograr lo que lograron, hacer de ellos lo que estimen conveniente para si mismos, era digno de elogiar, llamaron a habitar el país de negros descendientes de africanos, fue un llamado abierto a desertar, donde fueron mayormente oídos de Cuba y Venezuela, haitianos seria todo hijo nacido de descendiente africano donde quiera que estuviere, era un llamado de una nación que había sido callada, la familia de la sangre les llamaba. Los criollos no se sintieron para nada de felices en pensar que su mano de obra podría seguir esos pasos de el “monstruo de la democracia extrema y la anarquía”, no se celebro por ellos en lo más mínimo de echo grandes “libertadores” como Francisco Miranda, personaje tan influyente en las indecencias latinoamericanas que posteriormente se iban a realizar, es más en el año 1799, antes que se declarara la independencia de Haití declaro: “Dos grandes ejemplos tenemos delante de los ojos; la revolución americana y la francesa. Imitemos discretamente la primera; evitemos con sumo cuidado los fatales efectos de la segunda”[3], efectos que habían hecho que Francia y España perdieran una colonia muy importante.

La independencia en Haití significo revolución, más que libertad fue igualdad, repartición de bienes y derechos restituidos.

De ahí en adelante no seria pura alegría, probablemente si lo pensamos en términos fríos, siguió siendo dependiente de otras naciones para autoabastecerse, pero vale la luchar por aquel horizonte mejor, creo que era un modelo a seguir, quizás no en el modelo político que hasta el día de hoy el ha traído ingobernabilidad y miseria económica[4], sino en la valentía de enfrentar el opresor, así como lo dice nuestro himno patrio “contra la opresión”, seguramente no nos gustaría a muchos vivir ahí por sus condiciones de vida, pero hay mucho que hacer, harto que destacar en su historia y también mucho que pudo ser corregido sobretodo en los gobiernos después de la independencia.



[1] Haití, significa tierra de montañas http://www.unicef.org/spanish/childalert/haiti/timeline.php

[2] Hablamos de revolución, porque, significo un cambio económico, político y social de manera drástica, como lo entenderíamos hoy día, fue un cambio de época.

[3] Leslie Bethel, historia de América Latina tomo 5 “la independencia” Pág. 37.

[4] La UNICEF ha detallado las miserias en las que se encuentra pasando hoy Haití, seria bueno revisar esas presentaciones cuantificadotas que acercan a más de una generación que se esta perdiendo por el hambre el sida y otros males que acarrean las inhumanidades.

http://www.unicef.org/spanish/infobycountry/haiti_39418.html

Bienvenido.

Claudio Villarroel Vidal cvillarroelvidal@gmail.com Deja tu comentario u aporte.